linkedin

Teléfono: 943 219 727
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

SI QUIERES VENDER TU CASA…REFORMA LA COCINA

Muchos de nosotros, cuando comenzamos a trabajar y queremos independizarnos, optamos por comprarnos un apartamento pequeño,  de una habitación, con el que tendremos espacio suficiente para lo que necesitamos en ese momento. El tiempo va pasando, como es obvio, y nuestras necesidades van cambiando y donde vivía una sola persona, al cabo de 10 años son dos, y puede que alguien en camino… Surge entonces el momento de cambiar de casa y alquilar tu antiguo apartamento.  Cuando pasan los años y decides venderlo, el estado en el que está no va a reportarte lo que realmente vale, así que lo mejor es hacer una pequeña reforma y venderlo más rápidamente.

 

Además de los básicos como pintar, arreglar el suelo cambiándolo o lijando el parqué, eliminar la mayoría de las puertas o hacerlas correderas, están los dos fundamentales: el cuarto de baño y, por supuesto, la cocina. Utilizar colores claros en ambas estancias, proporciona una luminosidad a toda la casa necesaria en espacios pequeños; además, en el caso del baño, quitar la bañera y cambiarla por un plato de ducha ofrecerá un aspecto más funcional. Pero la mayoría lo más importante es la cocina y, para un espacio pequeño la mejor solución es integrarla al salón, lo que comúnmente se conoce como espacio abierto.

 

Y qué mejor solución que la instalación de una minicocina Stengel Küchen para ahorrar en el que, se supone, es el mayor gasto en este tipo de reformas.  Actualmente se hace difícil poder estructurar en una misma sala la cocina y el salón; pero hay que organizarse y distribuir correctamente todos los muebles con los electrodomésticos necesarios para hacerlo. Una muy buena idea en decoración de cocinas para apartamentos pequeños son las barras que, además de funcionar como divisorias del espacio, son las mesas donde se desayuna, se almuerza, etc., siendo en este caso, amplias y cómodas. Además, las minicocinas Stengel Ibérica son las más sencillas de instalar; sólo basta con enchufar y tener un desagüe y olvídate de obras innecesarias. 

 

Todas estas ventajas van acompañadas de un precio muy competitivo en el que el ahorro de tiempo y de costes de colocación es un valor añadido para propiciar una mayor rentabilidad. Por su calidad, eficiencia e innovación, proporciona un considerable ahorro de energía, una gestión eficiente del agua y un diseño funcional, con el fin de proteger la salud y permitir utilizar mejor los espacios disponibles de la mini cocina Stengel Ibérica.

 

GRUPO EGIDO Y STENGEL IBÉRICA EN SINTONÍA PERFECTA

El año pasado, por estas fechas, nos hacíamos eco de la exitosa colaboración entre Stengel Steel Küchen y el Grupo Egido en la construcción de 40 apartamentos y estudios dedicados al alquiler en la localidad madrileña de Pinto. Casi un año después y dada la confianza depositada, 17 apartamentos de la Plaza de Santiago del citado municipio madrileño han sido completados con las mini cocinas con más durabilidad y calidad del mercado.

 

En este caso se han instalado minicocinas Premiumline, la cocina perfecta para los más exigentes, la más flexible y funcional ya que se convierte en una cocina integral gracias a la posibilidad de incorporar microondas, lavavajillas y horno. En esta ocasión, el metal y el acero inoxidable crea un precioso contraste decorativo con los materiales naturales utilizados en la decoración de los apartamentos, como la madera. El tono blanco mate de los armarios se complementa con el mismo color de los muebles y sillas instaladas en el salón.

 

Nuestra minicocina  Premiumline 160, se completa con frigorífico congelador con eficiencia energética triple A, con zona de cocción por vitrocerámica, inducción o sin cocción, con un fregado integrado que incluye un conjunto de desagüe y sifón. Los cajones poseen cierre suave Softclose y los frentes de armarios poseen asas de barras de acero inoxidable, también en mate. Y todo ello montado y listo para conectarlo a un enchufe y a un desagüe, tan sencillo como eso.

 

Los edificios de apartamentos en alquiler disponen de muebles y electrodomésticos de gran calidad y durabilidad, debido a la gran cantidad de clientes que pueden pasar por sus estancias a lo largo del año. Grupo Egido, gran conocedor del sector desde hace más de 50 años, ha vuelto a confiar en nuestras mini cocinas de Stengel Ibérica para sus proyectos de nueva construcción que, esperemos, no sean los últimos y sigan cosechado éxitos durante muchos años más.

 

EL TURISMO SE REINVENTA

Quien diga que este año el verano ha sido igual que siempre o es multimillonario y no ha bajado de su yate en dos meses, o viene de otro planeta. Visto lo visto, a medio plazo controlar la crisis del covid-19 propiciará una lenta recuperación del sector turístico, sobre todo aquellas actividades y experiencias de turismo rural y naturaleza. Los espacios naturales y abiertos, acordes con los nuevos comportamientos y actitudes, han sido, sin duda, estar seguro, en contacto con la naturaleza y evitar la masificación. Mientras que se reactiven los mercados europeos por la apertura de las fronteras al resto del mundo, la gente seguirá planificando vacaciones cerca de casa y el turismo continuará con un mercado puramente local.

 

Por eso, siempre hay que ver el lado positivo de toda dificultad aunque, en esta ocasión sea bastante complicado. Han sido meses muy duros y con muchas complicaciones en todos los sentidos acompañados siempre de una incertidumbre que aún estos días, no cesa. La España vaciada y el turismo de pueblo, ha ido haciéndose fuerte durante estos meses, lo que también ha alentado es ese turismo más “slow”, un turismo más experiencial, transformador, un turismo más sensorial se ha consolidado sin duda en este verano. Y, aunque las ganas de viajar nunca desaparezcan, las hemos trasladado al año siguiente o a un turismo más casual y no basado en las mismas fechas de siempre. 

 

Asimismo, no hemos elegido regiones estos meses que no nos garanticen cierta seguridad, salubridad y una oferta sanitaria digna de un país como el nuestro. Tanto los turistas como los destinos necesitan más información y han estado alerta ante cualquier imprevisto y, aunque siempre habrá excepciones, buscarán alternativas a espacios concurridos y a actividades colectivas hasta que no haya una vacuna efectiva. No ha desaparecido la necesidad de viajar, pero se ha transformado, sin duda, en una manera de viajar que aún desconocemos, pero que tenderá a un turismo más individualizado, menos masificado y, probablemente menos low-cost, volviendo incluso a una forma que se acerque a los años 80 y 90. 

 

¿HOTEL O APARTAMENTO?

 

Este año las vacaciones son atípicas, no nos las podemos plantear como unos días de descanso habituales: no sabemos si vamos a tener que reservar hora para ir a la playa, si tendremos aforo en la piscina, si el lago o pantano al que solemos ir está completo, si el restaurante del hotel no tiene buffet de desayuno… Tantas cosas pueden cambiar en cuestión de días que es preferible tenerlo todo pensado antes de embarcarnos a una aventura de la que no vamos a disfrutar. Además, ya no sólo se trata de las restricciones que nos puedan imponer, si no los gustos y las preferencias de uno mismo. 

 

El sector del turismo no iba a ser menos y está reinventándose: muchos hoteles están instalando en sus habitaciones pequeñas cocinas en las que podamos preparar algo de comer.  No se trata de un aparthotel, sino de dotar a una parte del hotel, a ciertas habitaciones con más espacio, de un servicio de cocina. Ya lo están desarrollando en algunas cadenas hoteleras para dar más intimidad a una parte de los clientes que no desean compartir espacios en las zonas comunes y que prefieren total independencia. Las preferencias cambian pero los gustos siguen siendo los mismos y hay que adaptarlos.

 

Como todas las grandes empresas, durante estos meses, se han ido desarrollando ideas y nuevos productos para las nuevas necesidades. Stengel Steel Concept ha desarrollado una amplia gama de minicocinas listas para adaptarse a cualquier lugar. Las mini cocinas se entregan completamente equipadas, dependiendo de las necesidades que se demanden y  pueden incluir: cocina eléctrica o vitrocerámica, frigorífico, lavavajillas, microondas, muebles superiores e inferiores, fregadero…  Asimismo y, para aquellos que quieren tener un mueble de cocina y que no van a cocinar, Stengel Ibérica dispone de mini cocinas sin cocción. En definitiva, una apuesta práctica, económica, operativa y de gran calidad con unos propósitos comunes: el ahorro de espacio, el bajo coste de montaje, la sencilla instalación y la perdurabilidad temporal.

 

Las mini cocinas de Stengel Ibérica son una opción eficiente e innovadora, proporciona un ahorro de energía, una gestión eficiente del agua y un diseño funcional, con el fin de proteger la salud y permitir utilizar mejor los espacios disponibles. Desde 100cm a 180 cm de ancho, las minicocinas de Stengel Ibérica se entregan con diferentes diseños y funcionalidades, ya que cada espacio brinda la posibilidad de crear estilos o un toque fresco de color. El metal y el acero inoxidable pueden crear contrastes decorativos también con respecto a materiales naturales, como la madera. Y finalmente, decidir si se quiere mate, brillo, verde, rojo, moca…

No hay mayor variedad, con una alta calidad en su fabricación y gran perdurabilidad en cocinas compactas, listas para su instalación, sin obras ni gastos extras.

 

UN NUEVO CONCEPTO RESIDENCIAL

 

Durante los años 70, se comenzó a construir en España desde un nuevo concepto de realidad y de forma de vida. Las familias pudieron comprarse un coche, que querían mantener durante muchos años, y los constructores empezaron  a edificar con la posibilidad de adquirir un garaje en el mismo edificio. Las plazas de garaje abrieron paso a los trasteros, antes llamados desvanes, donde se acumulaban todas aquellas cosas que no se utilizaban de manera habitual y que dejaban más espacio en casa. Y, finalmente las zonas comunes como los jardines, las piscinas, las zonas recreativas y deportivas se convirtieron en fundamentales para familias con hijos pequeños, sobre todo en grandes ciudades.

El urbanismo y la forma de vivir sin duda, ha ido avanzando durante todos estos años y, a partir de ahora las prioridades han dado un giro de 180 grados. En muchos de los edificios de nueva construcción residenciales se ha instaurado la idea de reinventar las zonas comunes y dedicar, por ejemplo, una de las plantas del edificio en una zona donde trabajar, un espacio de trabajo flexible y conectado con el mundo. 

El teletrabajo es ya un hecho, incluso se está estudiando la posibilidad de regularla debido a profusión de esta nueva forma de trabajo instaurado a partir de la aparición de la pandemia del COVID-19. En los edificios residenciales más exclusivos, hemos visto cómo se han ampliado zonas como los spas o los gimnasios, incluso las piscinas climatizadas, ahora se introduce el concepto de “coworking” como un añadido más. Trabajar y vivir en el mismo espacio durante varios meses, como nos está sucediendo en estos tiempos, no es muy recomendable y parece que el teletrabajo ha venido para quedarse.

El Build to rent tan “de moda” estos últimos años, se ha vuelto a reinventar ampliando esas zonas comunes y con la inclusión de nuestras minicocinas Stengel Ibérica, la mayoría de ellas sin cocción, donde poder preparar un café o un aperitivo para una reunión, tener unas bebidas frías o unos zumos como tentempié. Tanto en las grandes ciudades como en regiones costeras o de interior, vamos a comenzar a encontrar nuevas estas nuevas formas de vivir, donde las minicocinas de Stengel pueden adaptarse y ser ecológicamente sostenibles, higiénicas, durables y económicas, perfectas para cualquier lugar.

 

Envíenos su correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted