linkedin

Teléfono: 943 219 727
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

EL TURISMO SE REINVENTA

Quien diga que este año el verano ha sido igual que siempre o es multimillonario y no ha bajado de su yate en dos meses, o viene de otro planeta. Visto lo visto, a medio plazo controlar la crisis del covid-19 propiciará una lenta recuperación del sector turístico, sobre todo aquellas actividades y experiencias de turismo rural y naturaleza. Los espacios naturales y abiertos, acordes con los nuevos comportamientos y actitudes, han sido, sin duda, estar seguro, en contacto con la naturaleza y evitar la masificación. Mientras que se reactiven los mercados europeos por la apertura de las fronteras al resto del mundo, la gente seguirá planificando vacaciones cerca de casa y el turismo continuará con un mercado puramente local.

 

Por eso, siempre hay que ver el lado positivo de toda dificultad aunque, en esta ocasión sea bastante complicado. Han sido meses muy duros y con muchas complicaciones en todos los sentidos acompañados siempre de una incertidumbre que aún estos días, no cesa. La España vaciada y el turismo de pueblo, ha ido haciéndose fuerte durante estos meses, lo que también ha alentado es ese turismo más “slow”, un turismo más experiencial, transformador, un turismo más sensorial se ha consolidado sin duda en este verano. Y, aunque las ganas de viajar nunca desaparezcan, las hemos trasladado al año siguiente o a un turismo más casual y no basado en las mismas fechas de siempre. 

 

Asimismo, no hemos elegido regiones estos meses que no nos garanticen cierta seguridad, salubridad y una oferta sanitaria digna de un país como el nuestro. Tanto los turistas como los destinos necesitan más información y han estado alerta ante cualquier imprevisto y, aunque siempre habrá excepciones, buscarán alternativas a espacios concurridos y a actividades colectivas hasta que no haya una vacuna efectiva. No ha desaparecido la necesidad de viajar, pero se ha transformado, sin duda, en una manera de viajar que aún desconocemos, pero que tenderá a un turismo más individualizado, menos masificado y, probablemente menos low-cost, volviendo incluso a una forma que se acerque a los años 80 y 90. 

 

¿HOTEL O APARTAMENTO?

 

Este año las vacaciones son atípicas, no nos las podemos plantear como unos días de descanso habituales: no sabemos si vamos a tener que reservar hora para ir a la playa, si tendremos aforo en la piscina, si el lago o pantano al que solemos ir está completo, si el restaurante del hotel no tiene buffet de desayuno… Tantas cosas pueden cambiar en cuestión de días que es preferible tenerlo todo pensado antes de embarcarnos a una aventura de la que no vamos a disfrutar. Además, ya no sólo se trata de las restricciones que nos puedan imponer, si no los gustos y las preferencias de uno mismo. 

 

El sector del turismo no iba a ser menos y está reinventándose: muchos hoteles están instalando en sus habitaciones pequeñas cocinas en las que podamos preparar algo de comer.  No se trata de un aparthotel, sino de dotar a una parte del hotel, a ciertas habitaciones con más espacio, de un servicio de cocina. Ya lo están desarrollando en algunas cadenas hoteleras para dar más intimidad a una parte de los clientes que no desean compartir espacios en las zonas comunes y que prefieren total independencia. Las preferencias cambian pero los gustos siguen siendo los mismos y hay que adaptarlos.

 

Como todas las grandes empresas, durante estos meses, se han ido desarrollando ideas y nuevos productos para las nuevas necesidades. Stengel Steel Concept ha desarrollado una amplia gama de minicocinas listas para adaptarse a cualquier lugar. Las mini cocinas se entregan completamente equipadas, dependiendo de las necesidades que se demanden y  pueden incluir: cocina eléctrica o vitrocerámica, frigorífico, lavavajillas, microondas, muebles superiores e inferiores, fregadero…  Asimismo y, para aquellos que quieren tener un mueble de cocina y que no van a cocinar, Stengel Ibérica dispone de mini cocinas sin cocción. En definitiva, una apuesta práctica, económica, operativa y de gran calidad con unos propósitos comunes: el ahorro de espacio, el bajo coste de montaje, la sencilla instalación y la perdurabilidad temporal.

 

Las mini cocinas de Stengel Ibérica son una opción eficiente e innovadora, proporciona un ahorro de energía, una gestión eficiente del agua y un diseño funcional, con el fin de proteger la salud y permitir utilizar mejor los espacios disponibles. Desde 100cm a 180 cm de ancho, las minicocinas de Stengel Ibérica se entregan con diferentes diseños y funcionalidades, ya que cada espacio brinda la posibilidad de crear estilos o un toque fresco de color. El metal y el acero inoxidable pueden crear contrastes decorativos también con respecto a materiales naturales, como la madera. Y finalmente, decidir si se quiere mate, brillo, verde, rojo, moca…

No hay mayor variedad, con una alta calidad en su fabricación y gran perdurabilidad en cocinas compactas, listas para su instalación, sin obras ni gastos extras.

 

UN NUEVO CONCEPTO RESIDENCIAL

 

Durante los años 70, se comenzó a construir en España desde un nuevo concepto de realidad y de forma de vida. Las familias pudieron comprarse un coche, que querían mantener durante muchos años, y los constructores empezaron  a edificar con la posibilidad de adquirir un garaje en el mismo edificio. Las plazas de garaje abrieron paso a los trasteros, antes llamados desvanes, donde se acumulaban todas aquellas cosas que no se utilizaban de manera habitual y que dejaban más espacio en casa. Y, finalmente las zonas comunes como los jardines, las piscinas, las zonas recreativas y deportivas se convirtieron en fundamentales para familias con hijos pequeños, sobre todo en grandes ciudades.

El urbanismo y la forma de vivir sin duda, ha ido avanzando durante todos estos años y, a partir de ahora las prioridades han dado un giro de 180 grados. En muchos de los edificios de nueva construcción residenciales se ha instaurado la idea de reinventar las zonas comunes y dedicar, por ejemplo, una de las plantas del edificio en una zona donde trabajar, un espacio de trabajo flexible y conectado con el mundo. 

El teletrabajo es ya un hecho, incluso se está estudiando la posibilidad de regularla debido a profusión de esta nueva forma de trabajo instaurado a partir de la aparición de la pandemia del COVID-19. En los edificios residenciales más exclusivos, hemos visto cómo se han ampliado zonas como los spas o los gimnasios, incluso las piscinas climatizadas, ahora se introduce el concepto de “coworking” como un añadido más. Trabajar y vivir en el mismo espacio durante varios meses, como nos está sucediendo en estos tiempos, no es muy recomendable y parece que el teletrabajo ha venido para quedarse.

El Build to rent tan “de moda” estos últimos años, se ha vuelto a reinventar ampliando esas zonas comunes y con la inclusión de nuestras minicocinas Stengel Ibérica, la mayoría de ellas sin cocción, donde poder preparar un café o un aperitivo para una reunión, tener unas bebidas frías o unos zumos como tentempié. Tanto en las grandes ciudades como en regiones costeras o de interior, vamos a comenzar a encontrar nuevas estas nuevas formas de vivir, donde las minicocinas de Stengel pueden adaptarse y ser ecológicamente sostenibles, higiénicas, durables y económicas, perfectas para cualquier lugar.

 

RECETAS SÚPER EN COCINAS MINI

Es curioso que siempre que escribimos un post o una noticia, hablamos de la gran variedad de minicocinas de las que disponemos, de sus características, sus diseños, etc. pero nunca, en ninguna ocasión, hemos escrito de lo más importante que se hace en una cocina que es precisamente eso, cocinar.

 

Algunos de nuestros clientes, durante estos días de cuarentena, nos han mandado fotografías de sus creaciones culinarias. La pandemia  ha puesto a prueba a todo el planeta en su más mínima expresión y está sacando lo mejor de muchas familias. Pero, como de toda experiencia podemos obtener algo positivo, la cuarentena está siendo, también, un momento interesante para aprender cosas nuevas y desarrollar otras habilidades como, por ejemplo, el arte culinario. Vemos a mucha gente elaborar repostería casera (de ahí el aumento de consumo de harinas y levadura en el supermercado) y todo tipo de recetas que, sabrosas o no, unen e incluyen en su elaboración a todos los miembros de la familia en la cocina, transformando el confinamiento en un acontecimiento lleno de valor, diversión y sabor. Y si además se cocina en una “Stengel”, el éxito está asegurado.

 

Podría dar la impresión de que las minicocinas de Stengel al ser precisamente mini, son más pequeñas y no están equipadas para cocinar pero ¡¡¡NADA MÁS LEJOS!!! Las cocinas de Stengel Ibérica están completamente equipadas con los mejores electrodomésticos, las mejores marcas y, sobre todo, las más ecológicas con calificación energética A +++ y con un diseño único. Nuestras minicocinas son muy fáciles de limpiar gracias a sus superficies lisas, no porosas ya que el acero inoxidable y el metal pintado en polvo de nuestros productos no se oxidan, pese al vapor de agua y otros agentes humectantes o climáticos: con un uso normal, el óxido no encontrará ningún resquicio por el que colarse. Si eres despistado y se te olvida apagar la vitro, la baja inflamabilidad de las cocinas de acero es una ventaja a la hora de probar nuevas recetas y además, siempre huelen a limpio, ya que el metal pintado no absorbe olores.

 

Ahora ya tienes la cocina perfecta, sólo te falta la receta adecuada, paciencia y muchas ganas de compartirlo con nosotros.

 

MINI COCINAS PARA TIEMPOS DE CRISIS

Puede ser que, en determinados momentos necesitemos reducir los costes, por lo que pueda venir, de aquellos proyectos que teníamos pensado realizar durante este año. No vamos a entrar en lo difícil de la situación, en el momento que vivimos… porque ya lo sabemos todos, pero sí hay que ir pensando en minimizar el coste inicial y apostar por la rapidez, la calidad, el diseño, la higiene, la sostenibilidad… Ahora, tenemos que pensar en positivo y mirar hacia delante y, sobre todo, tener un pensamiento práctico y no perder ni tiempo ni dinero. 

El ámbito de uso de nuestras mini cocinas y cocinas compactas es muy amplio. No se emplea la misma cocina en una caseta de obra que en un apartamento vacacional, o incluso una minicocina para exterior o para una casa en la montaña. Por ello, ofrecemos diferentes líneas de modelos con precios, equipamiento y apariencia y diseño muy variados, pero siempre con la misma garantía: su larga vida útil.

Estamos en un momento donde las prioridades están cambiando, los criterios que antes resultaban imprescindibles ahora no lo son, el diseño en muchas ocasiones prima sobre la sostenibilidad, la calidad pero, ¿y la higiene? Definitivamente, hemos comenzado a dar una importancia a la limpieza de nuestro hogar que no teníamos antes.  Nuestras mini cocinas y cocinas compactas son de metal, por lo que se emplea únicamente chapa de acero y acero inoxidable. Todas las piezas están pintadas en polvo, fabricadas en nuestras instalaciones; esta pintura aumente notablemente la resistencia de las superficies comparado con el barnizado húmedo habitual. El acero inoxidable es resistente a la corrosión y a los ácidos, no se oxidan pese al vapor de agua y otros agentes humectantes o climáticos. Además son fáciles de limpiar y de higienizar, ya que las superficies son lisas, no son porosas: higiénicas y antibacterianas. El metal pintado en polvo es inodoro: incluso después de miles de horas de cocina, las cocinas Stengel Ibérica siempre huelen a limpio después de limpiarlas, ya que el material no absorbe olores.

Nuestros materiales, además, son 100 % reciclables y prescindimos de sustancias nocivas, contribuyendo a la salud y al uso sostenible de los recursos naturales. Contamos con la certificación ecológica DIN EN 14001, somos número uno en sostenibilidad. Nuestros electrodomésticos cuentan con la certificación máxima de aprovechamiento de energía. Instalar una mini cocina no llevará más de 30 minutos, tan sólo se conecta a las tomas de agua y electricidad. ¿Conoces algo parecido? Ahorro de espacio, bajo coste de montaje, sencilla instalación y perdurabilidad temporal, es ahorro de tiempo y dinero.

 

Envíenos su correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted